El “Balance Dorado" en la Cromatografía Flash

¡Tengo dos pasiones incontrolables! La primera es mi pasión por la purificación, claramente. La otra, sin embargo, ha sido la razón por la que me metí en problemas a lo largo de los años varias veces y tuve que aprender a cuidarme mejor.

¡Por favor no piensen ahora en nada drástico! ¡Mi pasión implica solo una pizca de amor, una mesa llena de ingredientes y mucha actividad cerebral en la cocina! Ok, a veces una copa de vino tinto español para animarnos es siempre bienvenida. En resumen, ¡demasiadas calorías!

La buena comida y experimentar con productos y especias con la esperanza de preparar algo extraordinariamente delicioso y sabroso ocupa un lugar importante en mi vida, al igual que la química.

Para su información, este fin de semana me atreví a preparar algo muy especial para sorprender a mi esposa. Una tarta de queso clásica con salsa de frambuesa y con un suave aroma a menta es su postre favorito y debo decir que hice un trabajo increíble. ¡Estaba tan sabroso y tentador que el domingo por la noche ya se había ido! ¡No podíamos mantenernos alejados de la nevera! Además, mi ego saltó al techo cuando Hilde me dijo que había descubierto el “balance dorado” entre la cantidad correcta de ingredientes y la riqueza del sabor.

¡Qué cumplido!

Las palabras de Hilde me dieron un buen “tema de reflexión” sobre una de mis otras pasiones: la cromatografía.

He pasado cerca de 26 años especializándome profesionalmente en purificación y durante estos años, mis colegas y yo hicimos todo lo posible para encontrar siempre el equilibrio perfecto entre la eficiencia de los sistemas de cromatografía con los que estábamos trabajando en el laboratorio y el costo invertido.

Ahora que lo pienso, los sistemas de cromatografía semiautomatizados, como por ejemplo los sistemas de purificación Sepacore® Easy Purification Systems, representan el “balance a dorado” entre la productividad y el costo en la cromatografía flash.

Para entender por qué, debemos analizar la forma en que se puede llevar a cabo un método de cromatografía líquida.

Las diferentes formas incluyen cromatografía líquida a alta presión, como HPLC o UPLC, a presión media para aplicaciones de cromatografía ultrarrápida o simplemente con fuerza de gravedad utilizando columnas abiertas.

La cromatografía flash y en columna de gravedad son procedimientos para grandes cantidades de muestra.

Sin embargo, existen algunas diferencias claras entre ellos.

La cromatografía de columna tradicional, por ejemplo, presenta una configuración muy básica con una columna abierta que funciona por gravedad. Respectivamente, una separación puede tardar varios días y consumir litros de solventes. Parece que consume un poco de tiempo y recursos, ¿no?

Sin embargo, el costo de inversión para este tipo de configuración es claramente mínimo y, por lo tanto, la técnica de cromatografía en columna de gravedad todavía se usa ampliamente.

Mientras tanto, vemos una tendencia interesante en el mundo de las ciencias de laboratorio.

Hasta el día de hoy, los sistemas automatizados de purificación flash han gozado de una aceptación bastante buena entre los investigadores del color en todo el mundo. Un sistema de cromatografía ultrarrápida automatizado consta de una válvula de inyección, una bomba, un detector y un colector de fracciones. La configuración avanzada del sistema permite llevar a cabo una forma de purificación muy cómoda y eficiente en el tiempo. Sin embargo, el alto nivel de automatización tiene un precio elevado. A veces, probablemente demasiado alto para los presupuestos de algunos laboratorios.

 

Había una necesidad en el mercado de una solución que comprendiera un nivel satisfactorio de automatización y pudiera adquirirse a un precio asequible.

Aquí, mis queridos lectores, viene el lugar de los sistemas de flash semiautomáticos que literalmente representan el “balance dorado” de la cromatografía de flash que consta de solo 1 o 2 bombas y una unidad de control simple. Aumentan enormemente la productividad en comparación con la cromatografía en columna por gravedad y se pueden adquirir a un precio razonable. El sistema de bombeo permite el uso de cartuchos flash de sílice preenvasados, lo que significa que se puede mejorar la resolución del proceso de separación, incluso en gran medida después del equilibrio, se pueden reducir los tiempos de ejecución y con esto, optimizar el consumo de solvente.

Veamos el siguiente ejemplo de cómo la diferencia en la configuración de los dos sistemas afecta los tiempos de ejecución y preparación y la resolución:

La diferencia es obvia. Las columnas preenvasadas en el sistema de cromatografía flash semiautomático permiten al usuario seleccionar fácilmente las mejores condiciones de una aplicación específica. En comparación con un sistema de cromatografía en una columna abierta, el sistema flash semiautomático asegura una separación más eficiente de una manera que ahorra tiempo y dinero.

La exposición minimizada del usuario a las partículas de sílice y los vapores de solventes, a los que no nos gustaría estar expuestos ya que son peligrosos, es solo otro beneficio de seguridad adicional.

Los sistemas flash semiautomáticos demostraron ser el equilibrio perfecto entre los resultados satisfactorios de los procesos de separación y purificación y el costo y tiempo necesarios para llevarlos a cabo.

Por esta razón, los veo como la mejor opción posible de eficiencia/costo.

Están de acuerdo ¿Por qué no comparten sus ideas en los comentarios?

 

¡Gracias por leer y contribuir al Blog de Bart!

 

Tu amigo con mentalidad de color,

The Signature of Bart Denoulet at Bart's Blog